Cómo la Inteligencia Artificial influye en nuestro trabajo sin que nos demos cuenta

Wednesday, July 18, 2018

Cómo la Inteligencia Artificial influye en nuestro trabajo sin que nos demos cuenta

Post escrito por Iván Fanego, experto en marketing digital, innovación y nuevas tecnologías.

Hablamos tanto de Inteligencia Artificial como la “next big thing” que a veces cuesta pensar que vaya a materializarse de verdad (es decir, que lo tengamos en nuestro día a día). ¿Cuándo? ¿Cómo? ¿Qué será de nuestras vidas cuándo las máquinas tomen el control? 


Lo malo que tiene vivir relativamente cerca de las tendencias (me refiero a leer blogs de tecnología y futurismos varios, no a vivir en Silicon Valley) es que anticipamos tanto el cambio que cuando llega, no tiene la misma gracia. 

Como anécdota, me gusta recordar como hace unos cuantos años (¿en 2010? ¿11?) en medio de una reunión en la que estábamos hablando de tendencias tecnológicas, un compañero empezó a hacer aspavientos y fibrilar cuando oyó que le tocaba el turno a mobile: ”Lleva siendo el año del mobile desde que yo andaba en tacatá, y nunca termina de llegar”. Por supuesto, llegó, y es posible que leas tranquilamente esto desde el móvil, sin darte cuenta de que hace unos cuantos años el uso que haces (hacemos) de ese aparato se habría considerado ciencia ficción. 

Al fin y al cabo, no estamos hechos para predecir el cambio

Cuando la revolución llega, se convierte en algo tan cotidiano que no merece la pena hablar de ello. Como decía Benedict Evans, prueba a ver ahora la presentación del iPhone: lo que hace 11 años levantaba aplausos, hoy provocaría bostezos. Lo damos por hecho.

Y creo que con la Inteligencia Artificial está pasando algo parecido: poco a poco se va colando en nuestra vida personal y profesional. 

Más allá de los vídeos con súper hype, como la llamada que realizaba Google Duplex en el último I/O (que merece la pena ver), hay casos mucho más pequeños que se están colando en nuestro día a día casi sin que nos enteremos (obviando el hecho de que el auténtico potencial de esto llegará cuando al otro lado conteste también una máquina).

IA en Gmail: este tipo no te ha respondido en 3 días, recuérdaselo
Figura 1. Gmail ya no te permite ignorar emails 
Fuente: Blog de Gmail

El último rediseño de Gmail vino con unas cuantas novedades. Si lo has activado, te encontrarás con pequeñas píldoras en las que te sugiere o bien responder a un correo que te has dejado sin contestar o bien que hagas un recordatorio a la persona que no te ha contestado.

Sin que tengamos que configurar nada, la magia está en que el sistema detecta aquellas cosas que probablemente se te habrían olvidado. 

Y aunque esto es nuevo, los que usamos Inbox, hace unos pocos años que tenemos “respuestas automáticas”. No, no son cartas de amor, pero personalmente, cada vez las uso más para situaciones que sólo requieren una respuesta rápida. 

PowerPoint soluciona tu mal gusto

Los que hemos trabajado mucho con PowerPoint o Keynote tenemos clara una cosa: se pierde mucho tiempo con los detalles más tontos de diseño. Después del mensaje, el análisis de datos y todo el trabajo sesudo que hay detrás, siempre hay una fase (en la que opina casi todo el mundo) de maquetación que devora el tiempo.

Figura 2. Un ejemplo real de tiempo invertido en esta herramienta  

Desde hace un tiempo, PowerPoint incorpora “Designer” que funciona, una vez más, como si fuera magia. Ya en 2015 algunas startups como Haiku Deck (con Zuru) o Slidebot empezaban a ofrecer la creación de presentaciones con el uso de Inteligencia Artificial, pero ahora que está en PowerPoint, millones de personas empezarán a usar la inteligencia artificial sin darse cuenta.

Puede que todavía tengamos granjas de humanos explotados para simular ser IA y algunos estén convencidos de que Skynet se aproxima (que podría ser), pero ya tenemos muchos casos tangibles en los que la máquina nos está ayudando en nuestro trabajo del día a día: las predicciones de Google que te avisan de que vas a llegar tarde si no sales ya porque hay atasco, los asistentes de voz, las recomendaciones de música o series…  

Pero por supuesto, no nos vamos a quedar ahí

Mientras los asistentes de voz se convierten poco a poco en algo medianamente mainstream y leemos noticias catastrofistas de empleos destruidos (McKinsey habla de unos 800 millones de puestos de trabajo perdidos en todo el mundo) en prácticamente cualquier sector (algunos que parecían tan intocables como la publicidad o el trading,…), los pequeños ejemplos de IA en nuestra vida se vuelven cada vez más cotidianos.

Pero el auténtico cambio llegará cuando empecemos a hacer cosas completamente nuevas. Lo que se nos ocurría hacer en la prehistoria del smartphone eran pobres réplicas de lo que ya había: noticias, alertas de la bolsa y aplicaciones raras que probábamos emocionados (¿alguien recuerda la locura que desataba la brújula del iPhone?). Con la IA es probable que pase algo parecido: las mejores ideas de hoy nos parecerán simplonas dentro de unos pocos años. Y quizá traigan nuevos empleos bajo el brazo. 

No comments:

Post a Comment