Akinator, un adivino basado en sistemas expertos

Thursday, May 3, 2018

Akinator, un adivino basado en sistemas expertos

Escrito por Sergio Sancho Azcoitia, Security Research en ElevenPaths.

En este blog ya hemos hablado de sistemas expertos en otras ocasiones. Los sistemas expertos pueden considerarse como el comienzo de la inteligencia artificial. Según el matemático Alan Turing en algún punto de su historia las maquinas obtendrían inteligencia siendo capaces de simular comportamientos y razonamientos similares a los de un humano. Hoy en día la predicción de Turing no parece tan lejana ya que los avances en el sector de la inteligencia artificial durante los últimos años han sido destacables.

En la actualidad es muy común el uso de productos y aplicaciones basadas en la inteligencia artificial, desde Siri hasta Google Now. En este artículo os hablaremos de Akinator, una aplicación que funciona gracias a un sistema experto con estructura de árbol. La aplicación en cuestión es un programa cuyo objetivo es adivinar el nombre del personaje en el que estás pensando. Para ello ,realiza una serie de preguntas a las que puedes responder: "Si", "No", "No lo sé", "Probablemente sí" y "Probablemente no". Tras una serie de preguntas Akinator es capaz de decirte el nombre del personaje en el que estabas pensando con una probabilidad muy pequeña de equivocarse.

Para explicar más en profundidad como funciona este sistema experto tomaremos un ejemplo, el personaje escogido para esta prueba será Chema Alonso, CDO de Telefónica. Con nuestro personaje en mente comenzamos a contestar las preguntas de Akinator, El genio comienza con preguntas muy genéricas acerca del sexo, la existencia y la edad del personaje, a medida que vamos respondiendo a esas preguntas Akinator va descartando candidatos y va haciendo preguntas un poco más concretas hasta adivinar en quien pensamos. 

Akinator is an app that tries to guess the person you are thinking of
Figura 1: Avinator es una aplicación que usa un sistema experto con estructura de árbol.
Justo debajo de las preguntas se muestra una barra que indica el progreso del proceso, esta va avanzando a medida que vamos respondiendo preguntas, si alguna de las respuestas dadas no corresponde con lo que Akinator esperaba la barra retrocederá. En muchas ocasiones Akinator es capaz de adivinar nuestro personaje en tan solo 8 preguntas.

Dependiendo de nuestras respuestas el programa va tomando un camino u otro, por ejemplo, si nos pregunta que si nuestro personaje es de sexo masculino y  respondemos que sí, Akinator descartará automáticamente todos los personajes femeninos que consten en su base de datos. Tras cada pregunta se reduce el número de posibilidades. Por otro lado, si damos una respuesta errónea, el genio seguirá siendo capaz de adivinar el personaje en el que pensamos haciendo preguntas clave como: “¿Su personaje es un hacker?” o “¿Su personaje lleva gorro?”.

Cuando este sistema experto llega a una conclusión nos muestra un personaje en pantalla y nos pregunta si es en el que estábamos pensando. En caso de no haber acertado, nos ofrece dos opciones: abandonar el juego o continuar respondiendo preguntas. Si Akinator acierta, podremos encontrar el informe de nuestra partida deslizando nuestra pantalla hacia la derecha. En el registro nos muestra todas las preguntas a las que hemos respondido indicándonos la respuesta esperada por Akinator y nuestra respuesta, en caso de no coincidir las respuestas la pregunta saldrá marcada en color rojo.

Akinator guessed Chema Alonso correctly.
Figura 2: Akinator adivinó con éxito a nuestra persona, Chema Alonso.

En el registro también pueden aparecer preguntas marcadas en azul, en las que la respuesta esperada por Akinator no es ninguna. Esto puede deberse a que ya se haya respondido a una pregunta similar anteriormente o que Akinator desconozca esa información acerca del personaje. Si nuestro personaje no aparece en la base de datos de Akinator, evidentemente no podrá ser adivinado y la aplicación nos ofrecerá la posibilidad de añadirlo a su base de datos. Para hacerlo, deberemos introducir su nombre, una breve descripción y una fotografía suya si disponemos de ella.

Sin duda, esto es solo un curioso ejemplo de la aplicación de los sistemas expertos. Pero cada vez es más común su uso en muchas empresas debido a su capacidad de gestionar grandes volúmenes de datos y ofrecer las mismas respuestas que ofrecería un humano experto en un menor periodo de tiempo.

No comments:

Post a Comment